top of page

Autorretratos

¿Alguna vez has intentado realizar un autorretrato y lo máximo que has conseguido es una decepción? Cuidado, que hablo de un autorretrato, no de un selfie 😉


¿QUÉ ES UN AUTORRETRATO?

Un autorretrato es un retrato de alguien realizado por esa misma persona.

Esta sería la definición corta, sencilla.

Pero un autorretrato puede ser mucho más. Porque puede convertirse en un instrumento de autoconocimiento o incluso en una excusa para reflexionar sobre nosotros mismos, o trabajar en la aceptación.


Primer autorretrato de ls historia realizado en 1839 por Robert Cornelius.


RAZONES POR LAS QUE REALIZAR UN AUTORRETRATO

Son varias las razones que nos pueden llevar a querer hacernos un autorretrato. Aquí algunas de ellas:

  • Te das cuenta de que tienes fotos de todo el mundo pero tú nunca sales.

  • Necesitas un modelo para poner en práctica los consejos de fotografía.

  • No quieres desperdiciar tu belleza ni tu gracia 😉.

  • Buscas probar tu creatividad, qué mejor que ponerse manos a la obra…

  • Quieres inmortalizar un momento importante de tu vida y no tienes a nadie quien te retrate…

  • Estás en un momento de tu vida en el que quieres trabajar el autoconocimiento, la aceptación, etc.

  • Has pensado hacer un proyecto personal sobre el paso del tiempo y has decidido ser tú, o mejor dicho tu cuerpo, quien lo represente.


Si lo que quieres es un autorretrato en condiciones, es decir, dar un paso más y lograr un autorretrato artístico, sigue leyendo, porque voy a darte los consejos para conseguir los mejores resultados.


1. ÁRMATE DE PACIENCIA PARA AUTORRETRATARTE

Ya te he adelantado que no es una tarea sencilla. Tendrás que dedicarle tiempo y paciencia, sobre todo las primeras veces hasta que le cojas el truco.

Probar y practicar varias veces, hasta que encuentres el resultado esperado y esta vez no es desde la comodidad que te aporta estar detrás del visor, en esta ocasión tendrás que ir a mirar el resultado desde tu posición una y otra vez…


2. PLANIFICA TU AUTORRETRATO

Te puede resultar extraño, pero un autorretrato no es una fotografía cualquiera, un retrato tiene que transmitir tu personalidad o una emoción. Busca el lugar adecuado y piensa en el vestuario y postura que vas a utilizar para transmitir tu mensaje.


3. CUIDA LA ILUMINACIÓN

Para conseguir fotografías impresionantes con luz natural colócate cerca de una ventana o atrévete a autorretratarte en el exterior. Aunque también puedes usar el flash en un estudio si es necesario, tanto de relleno como a contraluz.

La luz determinará una gran parte de lo que quieres transmitir con tu autorretrato, luz suave, luz dura, natural o artificial. Dale la importancia que se merece.


4. UTILIZA UN TRÍPODE

Es la mejor opción para sujetar la cámara, aunque en su defecto puedes colocarla sobre una superficie firme, como una mesa o un muro.

También puedes hacerte con un mini trípode si no le vas a dar mayor uso que tus autorretratos.


5. USA UN DISPARADOR REMOTO O EL TEMPORIZADOR

El disparador remoto no es imprescindible, sin embargo es de gran ayuda, sobre todo si estás a una distancia considerable y por mucho que corras como Usain Bolt no te da tiempo de darle al botón y volver a tu puesto.

Por unos pocos euros puedes conseguir uno y te aseguro que el resultado merece la pena. Los de cable son aún más económicos, pero también te limitará la distancia.

La otra opción, si tu cámara lo permite, es disparar en remoto con tu smartphone utilizando una aplicación móvil. Te será también de gran ayuda con los dos puntos siguientes.


6. ENCUADRA BIEN AL AUTORRETRATARTE

Vale, este, junto con el siguiente punto, son los más difíciles de llevar a cabo, por eso me voy a extender un poquito más en ellos, porque es muy fácil decirlo pero hacerlo es otro cantar.

Será muy probable que dispares y cuando vayas a comprobar el resultado te encuentres con que ¡tú no sales en la foto!, o bien sólo aparece tu brazo o una imagen borrosa de alguien que intenta colocarse…

No te preocupes, esto es muy normal que ocurra. Para evitarlo puedes utilizar varios trucos:

  • Si tienes la suerte de tener una pantalla giratoria… puedes saltarte estos trucos porque lo tendrás muy fácil al girar la pantalla hacia ti, si no sigue leyendo 😉 .

  • Si puedes controlar la cámara desde el móvil, lo tienes muy fácil, podrás ver en él lo que va a captar la cámara.

  • Pon marcas en la pared o en el suelo para saber dónde te tienes que colocar.

  • Utiliza un encuadre muy amplio y más tarde recorta con un programa de edición. Un gran angular te ayudará en este caso.

  • Encuadrar primeros planos es algo más complicado, pues cualquier mínimo error te hará desaparecer dejando un escenario tristemente vacío. Si tu cámara tiene pantalla LCD puedes colocar un espejo detrás y ver reflejado el resultado.


7. DISPARA EN RÁFAGA AL REALIZAR TU AUTORRETRATO

Si tu cámara te lo permite dispara en modo ráfaga, así será más fácil que alguna salga decente. La mía, por ejemplo, no me permite el disparo en ráfaga si utilizo el mando remoto, aunque sí cuando uso disparo con retardo.


8. DEJA VOLAR TU IMAGINACIÓN

Diviértete, disfrázate, haz muecas, píntate, exprésate… ¡experimenta!

La sesión te será más grata y aguantarás más tiempo, lo que significa más práctica, más aprendizaje.


Te dejamos algunas ideas creativas en este video.

¡Suerte!



1 visualización

Comments


bottom of page